5 Tips para conducir siempre con seguridad

  1. No utilices tu móvil mientras conduces. Atender una llamada, mensaje o audio directamente de tu teléfono, mientras conduces, puede distraer tu atención y podrías ocasionar un accidente. Los autos JAC cuentan con controles al volante, con ellos podrás responder una llamada sin necesidad de sostener el móvil o distraerte.
  2. Siempre utiliza cinturón en la parte trasera de tu JAC, un pasajero trasero sin haberse puesto el cinturón, puede causar graves accidentes.
  3. Evita manejar si no te encuentras en condiciones óptimas, el cansancio o haber ingerido bebidas alcohólicas pueden perjudicar tu manera de conducir.
  4.  Los niños a menudo actúan impulsivamente, extrema precauciones en escuelas, cerca de las terminales de autobuses y en calles donde notes que hay niños jugando.
  5. Utiliza los asientos de seguridad para los niños y bebés, los autos de JAC cuentan con el sistema ISOFIX para asientos infantiles.

 

¿Cómo cambiar un neumático en 7 pasos?

Tarde o temprano a todos nos pasa. Imagínate que estás conduciendo y tu mente piensa en una importante reunión, de pronto tu JAC se inclina hacia un lado, entonces, escuchas el sonido agitado del aleteo de un neumático plano.

Hoy en día, muchos conductores ya cuentan con servicios de asistencia dedicados a  arreglar percances de este estilo, sin embargo, siempre es importante saber cómo cambiar una llanta. Dado que es una situación bastante común, JAC ha procurado hacer que el proceso lo pueda efectuar cualquier persona, además te preparamos estos 7 pasos para lograrlo:

Paso 1:
Coloca el freno de mano y enciende las intermitentes, arma el triángulo de advertencia y colócalo a unos 7 metros de tu JAC en la parte trasera y saca el neumático de repuesto del coche (asegúrese de que esté inflado).

Paso 2:
Retira el birlo de seguridad (algunos coches no cuentan con él). Afloja las tuercas con una llave (esta llave la podrás encontrar en el kit que te ofrece JAC). No tomes ninguno de ellos todavía. Gira lo suficiente para aflojarlos.

Paso 3:
Coloca el gato debajo de tu SEI, en una parte robusta del marco. Revisa los manuales de JAC para ver si está colocado correctamente. Gira el tubo al final del gato con tu mano, hasta que entre en contacto con el marco.

Paso 4:
Eleva el gato hasta que la rueda esté lo suficientemente alta por encima del suelo para quitar el neumático. Por tu seguridad, no pegues tus manos o piernas debajo del coche.

Paso 5:
Retira las tuercas de la rueda girándolas en sentido contrario a las manecillas del reloj y manténlas a la vista para que no se pierdan. Quita la llanta averiada y colócala de manera que no se ruede.

Paso 6:
Alinea la llanta de refacción con los pernos de la rueda y colócala en la SEI. Aprieta las tuercas con la man, posteriormente aprieta las tuercas sin mucha fuerza con la llave en el orden como se muestra la imagen.

Paso 7:
Hasta que la rueda esté firmemente en el suelo, aprieta con fuerza las tuercas en el mismo orden que antes señalamos.

Has logrado cambiar un neumático de tu JAC, ¡muchas felicidades!

¿Qué es la transmisión CVT?

Una transmisión continuamente variable, o CVT (Continuously Variable Transmission, por sus siglas en inglés), a diferencia de la transmisión manual, es un tipo de transmisión automática que proporciona una mayor potencia utilizable, mejor economía de combustible y una experiencia de conducción más suave en tu JAC que una transmisión automática tradicional.

Las transmisiones automáticas convencionales utilizan un conjunto de engranajes que ofrecen un número dado de velocidades (marchas). La transmisión cambia los engranajes para ofrecer la proporción más adecuada para ciertas situaciones, es decir, marchas más bajas para arrancar, marchas intermedias para la aceleración y velocidades más altas para un desempeño eficiente en combustible.

Los controles de una CVT son los mismos que los automáticos: Dos pedales (acelerador y freno) y un patrón de cambio de estilo P-R-N-D/S.

Cuando conduzcas tu JAC con transmisión CVT, no escucharás ni sentirás el cambio de marcha, ya que este sistema simplemente eleva y baja la velocidad del motor según sea necesario, llamando a mayores velocidades del motor (o RPMs) para una mejor aceleración y RPMs más bajos para una mejor economía de combustible.

En JAC nos preocupamos por incluir en cada uno de nuestros modelos lo que siempre has necesitado y así cumplir con todas tus expectativas.

Cómo evitar contribuir en la congestión del tránsito

Si vives en alguna de las ciudades más habitadas de México, la congestión del tránsito puede ser un importante dolor de cabeza diario.

¿Quieres evitar ser parte del problema, ahorrar tiempo y contribuir a tu comunidad de una manera positiva?

Tomar el transporte público, andar en bicicleta o caminar y usar buenas técnicas de conducción son todas las formas en las que puedes evitar contribuir a la congestión del tránsito. Sigue estos 3 consejos y así podrás ahorrar tiempo y evitar percances en tu camino.

 1.- Presta atención. Puede sonar obvio, pero la mayoría de los conductores están distraídos y prestan poca atención a qué está sucediendo en su entorno, incluso con coches a distancia o dos delante de ellos.

Comienza a hacer un esfuerzo activo para mantenerte alerta hacia adelante hasta donde puedas ver. Tu visión periférica se encargará de lo que no está directamente delante de ti. Debes estar atento a la desaceleración, los riesgos de las calles y de accidentes u otros problemas. Anticipa las desaceleraciones y baja de velocidad paulatinamente, incluso si estás manejando un JAC con transmisión CVT.

2.- Planea con anticipación. Cuando vas a usar una intersección a la autopista o salir de ella, no esperes hasta el último momento para incorporarte. No es necesario anticiparse con kilómetros antes, pero la incorporación suave y sin problemas mantiene el tránsito fluyendo.

3.- Evita la tentación de hablar por teléfono, “textear”, maquillarte o leer el periódico, incluso si el tránsito se está moviendo muy lentamente. Escribir mensajes de texto, leer o hacer otras cosas que requieren tu atención es desconsiderado para otros conductores que luego deben tocar el claxon para que preste atención el resto del mundo. Es importante siempre estar alerta y mantener el flujo de tránsito.

Recuerda, podrías ser acreedor de una sanción y aún peor, ocasionar un accidente en caso de no seguir este consejo.

Crea tu propio jabón para limpiar asientos de piel

El jabón de Castilla, también conocido como jabón vegetal, se hace principalmente con aceite de olivo, pero también puede contener otros aceites vegetales y es ideal para limpiar los asientos de piel tu SEI 3.

A continuación, te diremos paso a paso cómo crear tu propio jabón de castilla:

1.- Coloca en una olla de cocción lenta 14.1 oz. (417 ml) de aceite de coco, 14.1 oz. de aceite de soya líquido y 18.8 oz. (555 ml) de aceite de olivo.

2.- Pon tu olla a fuego alto. Si tu olla de cocción lenta tiene opción para programar horas, ajústala a 4 horas.

3.- Utiliza lentes de seguridad, guantes y una camisa de manga larga.

4.- Vierte 32.9 oz. (973 ml) de agua destilada en un gran recipiente a prueba de calor.

5.- Añade 9.39 oz. (277 ml) de lejía al agua destilada lentamente.

6.- Revuelve con una cuchara a prueba de calor hasta que se disuelva la lejía.

7.- Vierte la mezcla de lejía y agua en la olla lentamente y revuelve con los aceites constantemente.

8.- Mezcla con una batidora de inmersión durante 15 minutos.

La combinación podría tratar de separarse, pero no dejes de mezclar.

9.- Revuelve con una cuchara cuando la mezcla se vuelva demasiado gruesa para la batidora de inmersión.
Continúa agitando hasta que la mezcla se vuelva demasiado gruesa y ya no pueda seguir en movimiento.

10.- Coloca la tapa sobre la olla y ajusta el calor a medio. Si tu olla tiene un ajuste de horas, programa a 6 horas.

11.- Revuelve cada 20 a 30 minutos.

12.- Apaga el fuego cuando la mezcla se vuelva clara y tenga la consistencia de miel gruesa.

13.- Transfiere la mezcla en una olla grande de acero inoxidable.

14.- Vierte 80 oz. (2365 ml) de agua destilada sobre la mezcla.

15.- Deja reposar durante la noche o hasta que se disuelva la mezcla espesa.

16.- Vierte el jabón líquido de castilla en los recipientes de almacenaje, tales como las botellas vacías del agua destilada.

17.- Deja reposar durante 4 semanas.

18.- Agrega aceite de fragancia a cada recipiente mientras lo usas.

Ya puedes comenzar a usar el mejor líquido para limpiar los asientos de piel en tu SEI 3.

Cómo limpiar tus asientos de piel

Mantén tus asientos de piel en perfecto estado con estas soluciones de limpieza no convencionales y elimina las manchas.

Los asientos de piel añaden un toque de lujo a tu SEI 3. Son especiales, por lo que debes cuidar bien de ellos. Así es como debes limpiarlos para que se vean bien y duren mucho tiempo.

En primer lugar, aspira los asientos, teniendo cuidado al quitar la suciedad y los desechos de las orillas. A continuación, aplica una solución de limpieza en ellos. No utilices cloro o limpiadores a base de amoníaco, ya que pueden dañar los asientos. Puedes utilizar un limpiador de piel comercial, o puedes hacer tus propios productos. Mezcla agua caliente y el jabón de castilla o jabón líquido para lavar platos juntos en un traste.

Utiliza una proporción de 5 partes de agua a 1 parte de jabón. Humedece un paño con la solución y limpia las superficies del asiento. No apliques demasiado líquido, ya que el agua podría ocasionar deterioro  en las costuras del asiento y filtrarse hacia los cojines. El exceso de agua también puede manchar la piel, después limpia con un segundo paño húmedo y finalmente, seca bien con una toalla.

Otra idea para limpiar la piel: Mezcla 1/2 taza de aceite de oliva con 1/4 taza de vinagre en un aspersor. Rocía el asiento, deja reposar durante cinco minutos y limpia.

La mejor manera de cuidar los asientos de tu SEI 3 es evitar las manchas. Limpia los derrames tan pronto como toquen tus asientos.